Introducción a las pruebas API

Mi última experiencia laboral, ha sido relacionado con el mundo de las APIs. Un mundo de software a más bajo nivel, que me ha gustado mucho porque se focaliza mucho en el negocio, ayudando a analizar más profundamente los requerimientos y encontrando errores, de base, en fases muy tempranas del desarrollo del software. También, me ha permitido acercarme de nuevo a la parte más técnica y volver a mis orígenes de programadora, cosa que me apetecía mucho.

La arquitectura de los microservicios tiene una estructura modular en la que, en lugar de conectar componentes, el software se divide en componentes. Las aplicaciones, por lo tanto, se construyen como un conjunto de servicios que son desplegados de forma independiente, escalables y flexibles.

Las aplicaciones de Internet utilizan API de servicios web en forma de SOAP (Simple Object Access Protocol) o REST (Representational State Transfer). Aunque hay diferencias técnicas y de arquitectira, en términos de entrada-salida, ambos protocolos utilizan formato basados en texto; SOAP utiliza la notación XML y REST utiliza la notación JSON. Ambos formatos son fáciles de aprender.

En nuestro proyecto trabajamos con Servicios REST con JSON y hubo dos aspectos principales de las pruebas que tuvimos que enfocar: introducir el juego de datos de manera masiva y verificar que el flujo de trabajo fuera el esperado. Utilizamos SoapUI y PostMan como herramientas para automatizar las pruebas. En otro momento, explicaré las diferencias de cada herramienta. Pero, si estás a punto de saltar a las pruebas API, mi sugerencia sería que te centraras más en las pruebas que quieres hacer, analizando requerimientos y definiendo correctamente los servicios y sus límites, en lugar de gastar esfuerzos en decidir que herramientas usar.

Aunque los Microservicios ofrecen muchos beneficios, como escalabilidad, modificabilidad y agilidad en la entrega continua, utilizando microservicios, hacemos que las pruebas de software sean más complejas. Al testear microservicios, debemos asegurarnos no sólo que el microservicio específico funcione, sino también que todos sus microservicios, cuando están juntos, se comporten como se esperaba. Para ellos, tenemos que hacer pruebas de integración. Hablaremos de ello, en otro post. 

Para saber más

Four Best Practices for Agile API Load Testing

Automatización de pruebas sobre una API: Postman, Newman y Jenkins